Las compañías turísticas buscan salvar la temporada veraniega

· Daniel

Desde Ninety Nine tenemos las miras puestas en las compañías turísticas. Prácticamente todos los sectores de actividad han sufrido los efectos del COVID-19, pero las empresas que tienen relación con los viajes, han sido de las más afectadas.

Los expertos consultados por la Organización Mundial del Turismo sitúan entre julio y septiembre de este 2020 el instante en el que la demanda turística doméstica recuperará la normalidad. En cambio, los viajeros internacionales tendrían que esperar a que pase el mes de octubre, según el 73% de los expertos. Un 39% de ellos son más pesimistas y apuntan a 2021.

Aerolíneas, hoteleras, buscadores de viajes… han sufrido descensos enormes en sus ingresos y han visto mermados sus beneficios por el cierre de fronteras ocasionado por la pandemia mundial.

Problemas para Airbnb

En el caso de Airbnb, la empresa de alquileres vacacionales ha despedido durante la crisis del coronavirus al 25% de su plantilla, compuesta por 7.500 empleados. España es el tercer país del mundo para Airbnb en impacto económico directo, con 6.300 millones de $, solo por detrás de EEUU y Francia.

Cielos sin aviones

Las aerolíneas han sido, quizá, el área de actividad más lastrada por el COVID-19. En las últimas fechas, ha habido un goteo de anuncios del reinicio de vuelos por parte de empresas como American Airlines, Lufthansa, Ryanair, Air France, EasyJet, Latam, Emirates o Volotea. La mayoría reanudará progresivamente su actividad en la segunda quincena de junio.

Viajes online

Las OTAs, o agencias de viajes online, son otras de las que han sufrido un gran impacto en sus números de reservas. Además, ven con creciente preocupación la irrupción de Google en el sector y el conflicto de intereses que supone. El nuevo CEO de Expedia Group, Peter Kern, ha revelado que, más allá del coronavirus, afrontan el reto del doble papel de Google como rival en vender viajes online, a la par que su principal fuente de captación de clientes es a través de su buscador.

Booking y Expedia han mitigado los efectos de la crisis reduciendo la gran inversión en Google para promocionarse, algo que supone la mayor partida en sus costes. Pero el reinicio de la actividad vuelve a plantear un dilema a estas OTAs.

En cualquier caso, la posibilidad de salvar la temporada turística, ha reactivado sus perspectivas. De hecho las webs de Booking, Rumbo, Atrápalo, Expedia o Kayak se saturaron tras el anuncio del gobierno español de que en julio habrá vacaciones.

Dependencia del turismo

Según las últimos cifras difundidas por World Travel and Tourism Council, la contribución de los viajes y el turismo al PIB de España ascendió al 14,3% en 2019, la mayor dependencia entre los países comparables. El turismo en Italia supone el 13% de su economía, el 8,6% en Estados Unidos y un 8,5% del PIB de Francia.

La inversión como siempre debió ser.

Clara, fácil y humana. En 2020 no puedes hacer como si tu dinero viviera en el pasado.